Pintar el Blood Rage ha sido hasta el momento nuestro reto mas complicado. Las miniaturas son de una calidad excelente, pero ademas queríamos que el pintado no solo no dificultara la mecánica de juego sino que la facilitara aun mas. A continuación os explicamos brevemente como lo logramos con los cinco clanes.


 

Lo primero cuando nos ponemos a ello resulta ser el problema típico con los juegos de mesa: de golpe tenemos 5 clanes de 11 miniaturas (incluyendo Místicos) que ya totalizan 55 figuras a pintar. A esto se añaden los monstruo.  Sin embargo, estas miniaturas son tan espectaculares y específicas que las dejamos aparte, porque cada una será pintada individualmente.

Profundizamos entonces en cómo trabajamos con los cinco clanes. Inicialmente los imprimamos todos en negro para después trabajar por grupos, un clan cada vez, pero siguiendo una mecánica similar en todos ellos.

Para obtener ya un tono característico en cada clan damos una segunda capa con aerógrafo, aplicando como si estuviéramos imprimando de nuevo pero con una inclinación aproximada de 45º respecto a la miniatura. Elegimos un color principal para cada clan (Lobo = Rojo, Cuervo = Azul, Serpiente = Naranja, Oso = Marrón y Carnero = Gris)

En el paso siguiente pintamos las partes color carne de la miniatura y gris en las partes metálicas de las armas, de manera que con el color base más estos que son ‘obligados’ empezamos a tener una idea de cómo pueden quedar. En el caso del Clan de la Serpiente, se usó un tono carne pálida como excepción.

Ahora viene la parte que más tiempo nos ha de permitir ahorrar. Vamos a decidir un color de contraste para cada clan, y así limitar el número de colores que emplearemos en cada uno (Lobo = Gris claro con tonos azulados, Cuervo = Blanco, Serpiente = Verde claro, Oso = Gris y Carnero = Verde fuerte) Vamos ahora pintando algunas partes de las miniaturas con el color de contraste, mientras en otras reforzamos el color base. En el Clan de la Serpiente vamos llevando el naranja hacia amarillos, y en el Clan del Carnero, al contrario de los otros, como el Verde de contraste es lo que marca su tono de jugador, usamos un tono más llamativo.

A partir de aquí ya depende de hasta donde quieras seguir añadiendo detalles e iluminación. Tanto para mantener la coherencia del esquema como para ahorrar tiempo, nosotros intentamos usar los menos colores posibles. Si bien los marrones serán necesarios para muchos de los detalles, incluso aquí intentamos seleccionar tonos acordes con el esquema.

Por último, para preparar las peanas decidimos personalizarlas por clan y de manera que al añadir el aro de color todo el conjunto fuera acorde con el esquema global. Este último detalle, trabajoso pero sencillo, incrementa mucho la facilidad de diferenciar los distintos clanes sobre el tablero. Es más, nuestra primera partida la jugamos con las miniaturas sin pintar, solo con los anillos de color, y hubo mucha más confusión, así que aquí tenéis una ventaja más de pintarlo.


SI AUN QUEREIS VER MAS BLOOD RAGE PODEIS:

Ver nuestra Galería con las miniaturas de nuestros set completamente pintadas

Ver nuestra Reseña del juego base y sus expansiones


 

¡Compartir esta entrada!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn