Antes de lanzarnos a pintar, según el tipo de miniaturas a las que nos enfrentemos, será necesario realizar cierta preparación. Sea mas o menos tediosa, no tiene porque ser menos divertida. Utilizar las herramientas apropiadas no solo es de gran ayuda, sino totalmente  necesario.

 


 

Hoy en día lo más habitual es que los juegos de mesa incluyan miniaturas de plástico de una sola pieza (incluida la base) o premontadas. No obstante, también los hay que incluyen miniaturas multicomponente, con multitud de piezas en una matriz (se nos vienen a la cabeza juegos como Shadows of Brimstone de Flying Frog o la nueva línea de juegos de mesa de Games Workshop como Warhammer Silver Tower). La opción multicomponente se hace aun más habitual si hablamos de "wargames", donde además encontraremos materiales como plomo o resina. Pero incluso si volvemos al inicio con nuestras miniaturas de una sola pieza en plástico, hay varios pasos a revisar o realizar antes de lanzarnos a pintar.

En este capítulo nos centraremos en daros indicaciones sobre cómo montar adecuadamente las miniaturas multicomponente en primer lugar, para cualquiera de los materiales comentados, y en aconsejaros las herramientas adecuadas, que podéis encontrar en buena relación calidad/precio en la tienda online de The Army Painter.

En segundo lugar, comentaremos qué otros pasos puede ser necesario realizar antes de dar tan siquiera la primera imprimación a nuestras figuras, para evitarnos sorpresas desagradables una vez que ya tenemos avanzada la pintura.

MONTANDO LAS MINIATURAS

Corta y ...

Como ya hemos dicho, las miniaturas multicomponente de plástico vendrán normalmente en una matriz de la que es necesario separar las distintas piezas. Para ello, la herramienta adecuada son las tenazas para plásticotienen un filo adecuado que termina en un extremo en ángulo, lo que permite acceder a zonas difíciles y realizar cortes muy precisos.

  • Aunque puede usarse también para cortar pequeños trozos o sobrantes en miniaturas de resina, no uséis esta herramienta para cortar metal o materiales más rígidos ya que se estropeará muy rápidamente, perdiendo su filo o incluso rompiéndose.
  • Procurad cortar lo más cerca posible de la pieza de la miniatura, con la parte plana de la tenaza orientada hacia ella.
  • Para acelerar y facilitar el posterior proceso de montaje, al cortar todas las piezas de las matrices id clasificándolas por tipos y formas (brazos, piernas, cabezas, etc…) Esto os permitirá tener más claro las diferentes opciones de montaje que suelen permitir estos productos.

Si la figura es de metal o resina, suelen venir en piezas ya separadas, aunque es habitual que haya que eliminar material sobrante, o que algunas piezas vengan unidas entre sí. Para este caso disponemos de las tenazas para metal , mucho más resistentes que las anteriores, pero atención, menos precisas.

  • Recordad que si se trata de una pieza pequeña de resina pueden sernos más útiles las tenazas para plástico, que nos permiten mayor precisión en el corte.

  • Si hemos de hacer un corte en una pieza grande de metal será más sencillo hacerlo mediante varios cortes pequeños, ¡no intentéis forzar las tenazas para hacerlo en un solo apretón!

 

  • Las tenazas de metal para modelismo están pensadas para plomo u otros materiales no excesivamente duros, no intentéis cortar acero o un material similar con ellas.

Ahora toca revisar el estado de las diferentes piezas, sobre todo en las superficies que después tendremos que pegar entre ellas. Necesitamos que esas áreas estén lo más suave posible y que encajen adecuadamente entre ellas (si no, el pegado se nos complicará mucho). Por ello, los restos de material que puedan haber quedado al realizar el corte o que ya vinieran como exceso han de ser retirados y para ello tenemos las limas de modelismo . Podemos encontrar este tipo de limas en multitud de formas en función del acabado que queramos obtener (si bien todas tienen el mismo propósito) hasta llegar a las limas en curva, especialmente diseñadas para zonas de difícil acceso o miniaturas intrincadas.

Otro punto a revisar, en este caso en todo tipo de miniaturas (incluidas las de una pieza o premontadas) es la presencia de rebabas de material a eliminar. Lo más importante es revisar las líneas que haya dejado marcadas el molde con el que se ha fabricado la figura, ya que a veces son excesivas y necesitan al menos suavizarse.

Las anteriores limas nos pueden ser útiles, y también tenemos el cuchillo de precisión , muy similar a un escalpelo y por tanto afilado como una cuchilla de afeitar ¡así que cuidado!

  • Es útil para cualquiera de los materiales: plástico, resina y/o metal.
  • Para minimizar el riesgo, el mango del cuchillo ha de ser ergonómico, bien de goma o rugoso.
  • Los cortes se han de realizar siempre en dirección opuesta a la de vuestras preciosas partes corporales.
  • Las cuchillas son intercambiables, asi que no dudéis en sustituirla en lugar de realizar excesiva presión debido a una cuchilla gastada.
  • En general, si estáis empleando mucha fuerza con el cuchillo (y este está en buen estado), probablemente no estáis usando la herramienta adecuada (y corres peligro de acabar con un buen corte).
  • El cuchillo es una herramienta genial también para hacer cortes en papel o cartón de no demasiado grosor.

Es aconsejable también realizar todo este trabajo de corte en una mesa adecuada (o en la mesa del salón bajo vuestra propia responsabilidad, vosotros sabréis a qué tipo de represalia os podéis estar enfrentando) o proteger la mesa adecuadamente, por ejemplo con un tapete de corte , herramienta que es además un símbolo de presentación del taller de un modelista. Está hecho de un material ‘auto reparador’ e incluye líneas de medida, muy útiles para asegurar la posición de un corte o el tamaño de una pieza.

… pega

Ha llegado el momento de pegar todas esas pequeñas piececitas para obtener una magnífica figura que pintar… ¿o no?

Recordad el paso previo de nuestro prólogo: planificación. Si nos habéis hecho caso y ya tenéis una idea más o menos completa de lo que pretendéis hacer, tenéis que tener en cuenta también si hay partes del montaje de la miniatura que os convendría realizar en una fase posterior:

  • Porque vais a usar diferentes colores de imprimación en algunas piezas.
  • Porque alguna pieza al montar hace casi imposible acceder a cierta zona de la figura.
  • O por el motivo que vosotros decidáis, ¡es vuestro proyecto!

Ahora bien, para lo que tengáis que pegar antes o después, nuevamente es necesario tener en cuenta el material con el que estáis trabajando y usar el adhesivo adecuado.

Si el material es de plástico, existen colas específicas para el mismo, también denominadas cemento de poliestireno , las cuales ‘funden’ el plástico uniendo completamente de forma muy efectiva y sencilla las piezas en apenas unos segundos. Eso sí, tan útil es para unir plástico, como inútil para unir cualquier otro material.

 

Para los demás materiales tenemos el SuperGlue , un producto fantástico aplicado sobre la superficie adecuada en pequeñas cantidades y ¡muy desagradable cuando se desliza hasta tus dedos!

  • El SuperGlue se seca y realiza la unión cuando no está en contacto con el aire (de ahí que los botes en los que viene siempre tengan también un montón de aire), por eso es tan importante que las zonas a unir encajen lo más perfectamente posible.

  • También por eso es capaz de secarse en segundos sobre la piel, así que manipuladlo con cuidado.
  • Si accidentalmente os entra en el ojo, no tratéis de abrirlo ¡buscad atención médica inmediatamente!

  • Procurad usar pequeñas cantidades adecuadas a lo que vayáis a pegar, ya que os será más fácil de aplicar y obtendréis mejor resultado.

Podéis además ayudaros con el activador , un innovador producto que funciona creando durante una fracción de segundo una burbuja vacía de aire alrededor del SuperGlue y por tanto endureciéndolo de forma casi instantánea. Aplica el SuperGlue a una de las piezas y mientras la presionas sobre su contraparte aplica el spray de activador. Libera las piezas después de unos segundos y ya estarán unidas.

Sin embargo, por muy cuidadosamente que peguemos nuestras miniaturas, a todos nos ha pasado alguna vez el encontrarnos con una figura bastante engorrosa que se nos resiste, o alguna postura complicada, que a la larga hace que las dos partes se separen accidentalmente.

Para incrementar la robustez del montaje podemos ‘pinear’ la miniatura. Esto es simplemente usar un taladro de mano , sea cual sea el material de la mini, para hacer unos pequeños agujeros en las piezas a unir e introducir en ellos una pequeña pieza metálica (que podemos obtener fácilmente por ejemplo cortándola de un clip). Una vez colocada la sujección metálica en una de las piezas, realizaremos el pegado como hemos visto. Así estamos reforzando el montaje con un pequeño ‘esqueleto’ interior.

Esto es también especialmente interesante y necesario cuando vamos a ‘rebasear’ la miniatura en cierto tipo de peanas especiales (tema en el que profundizaremos en el correspondiente capítulo).

Conversiones: personalización extrema

Si queréis que vuestras miniaturas sean realmente únicas, realizar conversiones de las mismas puede daros resultados espectaculares ¿A qué nos referimos? A intercambiar piezas de distintos sets en su montaje, usar piezas que se suministran sueltas y que inicialmente no formaban parte del set, o incluso cortar partes de una miniatura para incorporarlas a otra ¡y hasta crear tus propias piezas con masilla!

Veamos cada una de las opciones.

Intercambiar o añadir piezas a sets depende únicamente de tu imaginación, las posibilidades son infinitas… Ahora bien, si vas a pegar entre sí distintos materiales es necesario que uses el SuperGlue y muy aconsejable el activador y/o ‘pinear’ las distintas piezas.

Modificar y/o cortar miniaturas puede asustar inicialmente, pero aquí la clave sí que es usar las herramientas adecuadas. Con el taladro de mano es muy sencillo hacer agujeros (por ejemplo la boca del cañón de un rifle de forma que sea más realista) o marcas (impactos de bala en una armadura) sobre la figura. Para cortar una parte de la misma, no usamos las tenazas de metal o plástico, ya que en el corte deformarán las piezas por la presión. Para un corte pequeño y sencillo podemos usar el cuchillo de precisión.

No obstante, si queremos cortar una sección más ancha o rígida, sea en plástico, resina o metal, la herramienta a usar es la sierra de modelista , que nos permitirá obtener un corte limpio. También puede ser útil para rebasear algunas miniaturas que nos vienen de una pieza y con mucha superficie de contacto con su peana.

La personalización definitiva de la miniatura la lograréis creando vuestras propias piezas o añadiéndolas directamente sobre la figura con masilla verde .

La masilla verde es una resina que se suministra dividida en dos componentes (amarillo y azul) que al mezclarse se vuelven… ¡Verde! (no es demasiado sorprendente, lo sabemos). Lo importante es que al mezclarla se use la misma cantidad de ambos componentes, amasándolos hasta que se unan. Una vez hecho esto tendréis unos quince minutos para darle forma antes de que se endurezca, tiempo que podéis alargar humedeciendo la masilla, lo cual también le dará más flexibilidad a la misma.

Algunas figuras tienen uniones muy complicadas, que no llegan a encajar bien, o defectos del molde que nos dejan huecos no deseados. La masilla verde es perfecta también para rellenar estos puntos.

Para darle forma podéis ayudaros de las herramientas de modelado , hechas de acero inoxidable y muy similares en forma y uso a las herramientas que se usan para esculpir.

¡Y a lavar!

Sí, tal y como suena, lavar… Puede ser un paso no necesario, pero aconsejable, ya que según el material y el proceso con el que se haya fabricado la figura, o el trabajo de corte, lijado, etc. que hemos realizado, se puede haber creado una capa imperceptible de residuos y/o suciedad que dificulten la adherencia de la pintura una vez comencemos a aplicarla. Y descubrir este defecto a posteriori es bastante molesto.

Esto no requiere de productos especiales ni gran destreza: usamos agua jabonosa, frotamos con un pequeño cepillo (por ejemplo un cepillo de dientes), aclaramos y dejamos secar.

SETS DE HERRAMIENTAS

En el tiempo a emplear aquí poco podemos ayudaros, ya que depende totalmente del proyecto que estéis llevando a cabo. Usar las herramientas adecuadas que os hemos ido mostrando (y a las que podéis acceder a través de los vínculos directos de sus imágenes a la tienda online de The Army Painter) os será de gran ayuda, y esperamos que hayáis encontrado consejos de utilidad en nuestro artículo.

En lo que sí podemos ayudaros es en ahorrar dinero, gracias a los sets de herramientas, pensados de forma específica para proyectos concretos, que también ofrecen nuestros colaboradores de The Army Painter a muy buen precio.

Si solo vas a trabajar con plástico, el Set de Montaje para Plástico incluye las tenazas para plástico, un cuchillo de precisión y un bote de 12ml. de la cola adecuada.

O si en cambio os enfrentáis a resina o metal, también tenéis el Set de Montaje para Resina/Metal  que incluye las tenazas para metal, una lima de precisión y un bote de 7ml. de SuperGlue.

O bien, si queréis algo más completo, el Set para Wargamers  incluye, además de lo anterior (con el bote de SuperGlue ampliado a 20ml.), el cuchillo de precisión, el taladro de mano y unas pinzas de metal.

Y por último, si vuestro proyecto es algo más general o variado, y queréis comenzar vuestra gama de colores a la vez que haceros con las herramientas indispensables de una sola vez, disponéis del Set de Iniciación  que incluye: el cuchillo de precisión, las tenazas para plástico, el tapete de corte y los tres tipos de cola (de la tercera, la que se usa para decoración de bases, aún no hemos hablado pero no nos olvidamos) además de 10 colores de la gama Warpaints y tres pinceles.


¡Y hasta aqui este primer capítulo que esperamos hayáis encontrado útil!

PRÓXIMO CAPÍTULO: IMPRIMACIÓN

o

VOLVER AL ÍNDICE


 

¡ #moretimeforplaying !

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn